Internet, Deporte y Educación

Página personal de Sergio Palay

Las mutaciones en el fútbol … casos de jugadores que cambiaron de puesto con el tiempo

Posted by sergiopalay en julio 8, 2012

Foto: GETTY IMAGES SPORT

Cambia todo cambia, dice la canción.
En este fútbol de hoy todo parece ser dinámico. Cambiar de posición y convertirse en un “polifuncional” es cada vez más común. En inferiores muchos son los casos de jugadores que comienzan en una posición y suben a Primera en otra. Sin embargo, cuando llegan a Primera el abanico se acorta a dos o tres puestos … pero no en todos los casos. La historia nos muestra que hay ejemplos en los que las posiciones desempeñadas son bastante diferentes. Esto es lo que llamamos mutaciones de jugadores de fútbol …

A mi juicio Lothar Matthäus fue el jugador más completo que vi. Sencillamente porque arrancó de centrodelantero en el Bayern Munich (vale recordar los relatos de Andrés Salcedo y su Mateito Mateus). En México 86 lo vimos como un centrocampista de corte defensivo, un 8 clásico (el 5 era Augenthaler y el 10 Karl Heinze Rummenige) en aquella selección que empató con Uruguay en el debut y que jugó la final con Argentina en la que Lothar fue el stopper de Diego Armando Maradona.

Tras su paso por el Inter, fue el 10 de la Alemania Campeona del Mundo en Italia 90 y volvió a ser un 8 en Estados Unidos 94 compartiendo la creación con Andy Möller. En el final de su carrera jugó primero como líbero e incluso (si el sistema táctico lo disponía) como zaguero en su Bayern Munich. Muchos incluso aseguran que con él en el campo (salió faltando 10 minutos) el conjunto bábaro nunca habría perdido la final de la Champions del 99 ante el Manchester que le anotó 2 goles en los descuentos del encuentro para dar vuelta el marcador.

A nivel europeo otro crack que arrancó haciendo fantasías y terminó defendiendo fue Ruud Gullit. El holandés maravilló a todos en su selección y sobretodo en Milan como número 10 pero el final de su carrera lo encontró como defensa o líbero del Chelsea.

Podríamos citar otros ejemplos, pero tratemos de generalizar un poco. Es lógico que los delanteros de buena técnica cuando son ya más veteranos se tiren unos metros más atrás. Ruben Sosa, en Nacional y Carlos “Pato” Aguilera en Peñarol son claros ejemplos de jugadores que al igual que hoy pasa con Pacheco o Recoba (aunque a estos siempre estuvo la duda de cual era su verdadero puesto) terminaron sus carreras varios metros retrasados y disfrutando de su pegada y visión de juego en el caso de Sosita y de su inteligencia y fútbol a un toque en el caso del Pato. Hasta el corpulento Néstor Gabriel Cédres dejo de ser el 9 que surgió en Peñarol para salir Campeón de América jugando como 8 en River Plate argentino.

En el caso de los puntas otra mutación lógica que suele suceder es de pasar de ser delanteros a laterales. El Pato Castro, 11 clavado en el Nacional del 88, fue lateral izquierdo años después en Peñarol. Próspero Silva, punta en el Progreso campeón del 89 fue durante años lateral en Cerro y así podríamos seguir nombrando.

Lo que es más raro es el caso del “Toro” Wilmar Cabrera que alternaba posiciones de zaguero y delantero o en nuestros tiempos de Nataniel Revetria que fue convencido por JR Carrasco de jugar como zaguero tras hacerlo como 9. Al propio JR se le atribuye el mérito de hacer jugar al venezolano “Varilla” González como líbero o zaguero, cuando en sus comienzos en Peñarol fue hombre de ofensiva.
Es que los zagueros son tipos que suelen cambiar de posición dependiendo del DT. Caso común es pasar del centro del campo a la zaga y viceversa (Marcelo de Souza, Enrique Saravia, Álvaro Gutierrez o el propio Javier Mascherano por nombrar algunos).  Ahora que el caso de Daniel Felipe Revélez es de los más singulares. El “Zorro”, recio zaguero, jugó de 10 en la Selección Juvenil Uruguaya .. y con suceso pese a haber sido por lesiones de sus compañeros.

Los laterales también pueden cambiar. Cuando van perdiendo velocidad pero tienen buen juego áreo pueden pasar a la zaga (como el Pepe Herrera por ejemplo) o si la técnica les respalda al centro del campo (caso Gustavo Méndez).

Y hasta los talentosos pueden cambiar de puesto. Caso actual del jugador de Peñarol Emiliano Albin, que tras ser volante de armado, ve como sus posibilidades de roce internacional como lateral izquierdo aumentan. Hace muchos años, un pibe de pelo largo llamado Juan Souza realizaba una experiencia similar en el Nacional del Chino Salvá (el mismo que terminó de convencer a O’Neill de dejar de ser punta y pasar a ser un centrocampista de armado que en Italia terminó mutando en doble cinco).

Y así podríamos seguir tirando ejemplos (y hasta nombrar a Jorge Campos, el portero que a veces jugaba de delantero) que no serán los únicos … es que el fútbol cambia, y así como todo cambia, que cambie el jugador … no es extraño.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: