Internet, Deporte y Educación

Página personal de Sergio Palay

El hincha del básquetbol (Nota escrita para Zona Naranja)

Posted by sergiopalay en abril 19, 2012

Foto: Kevin Coles

Estaban ahí, no eran difíciles de identificar, simplemente había que ver como no festejaban con pasión los puntos  de alguno de los dos equipos. O como repartían aplausos cuando aparecían jugadas de calidad de uno u otro bando.
Estaban ahí, como siempre lo hacen cuando un partido de calidad los convoca. Cada vez que hay un encuentro decisivo ellos aparecen.
Son los hinchas del básquetbol esos que completan la gradas de nuestros escenarios cada vez que se juegan puntos que duelen.
A diferencia del fútbol, en el básquetbol el porcentaje de personas que concurre a mirar el partido sin ser parcial de ninguno de los dos equipos es grande.
Es así que podemos explicar como equipos que no son de gran convocatoria suelen jugar finales a cancha llena.
En cuanto a las causas que generan este fenómeno las mismas son varias y Zona Naranja les hinca el diente….

Hinchadas más repartidas

En primer lugar podríamos decir que a diferencia del fútbol las hinchadas están mucho más distribuidas. Cuando Peñarol y Nacional juegan una final al menos un 90% de la afición futbolistica tiene motivos para ir al Estadio.
En el caso del básquetbol aún los equipos de mayor convocatoria no superan nunca el 15% del total de hinchas por lo que el número de aficionados que queda sin supuesto interés es muy elevado. Muchos de ellos entonces ávidos de ver básquetbol concurren al espectáculo.

Simpatías pasajeras

En segundo término está el hecho de que muchas veces el hincha del básquetbol se identifica con un determinado equipo por tan sólo una o dos temporadas. Esto se debe fundamentalmente a la presencia de un estilo de juego revolucionario, un jugador carismático, un entrenador con personalidad o de un extranjero espectacular.

Un jugador al que seguir

En estos últimos casos el hincha del básquetbol sigue al deportista. En el deporte de la naranaja es común que uno se haga hincha de un determinado jugador. Décadas atrás a era fácil identificar a personas que seguían los cuadros en los que jugaba Fefo Ruiz o Tato Lópèz por ejemplo. Incluso también podemos ver en este tipo de encuentros a padres que llevan a sus hijos (muchos de ellos jugadores de formativas de otros clubes) para que vean como se mueve determinado jugador (si tengo un hijo base es casi obligatorio llevarlo ver al Enano o al Panchi) en una situación límite.
El hecho de que los jugadores cambien con frecuencia de equipo también refuerza esta  teoría.

El morbo y el apoyo al débil.

El morbo, sí el morbo, muchas veces mueve a la afición basquetbolística. El ver como el candidato de todos está en aprietos y puede quedar eliminado ante un equipo con menores pergaminos suele motivar la concurrencia de más espectadores a un juego.
Sin embargo, en este caso no podemos dejar de tener en cuenta el hecho de que a veces una camiseta popular genera una antipatía en los otros hinchas que se inclinan por el otro equipo aunque este sea el de mayor poderío.

El horario de los partidos

Hay quienes comentan que el horario de los partidos hace que ir al básquetbol sea una salida interesante ,sumado eso a que el costo de las entradas no es alto comparado con otros espectáculos como el cine que incluso termina más tarde. Continuando la comparación con el séptimo arte, en el básquetbol el efecto 3D da un paso más, pudiendo pasar perfectamente que una pelota o incluso un jugador impacte contra el espectador.

Acompañando a familiares o amigos
El básquetbol se presta mucho también para este tipo de cosas. Si a uno le gusta el deporte y tiene un familiar o amigo hincha de un equipo que juega cosas cruciales muchas veces se engancha y termina compartiendo tribuna..

Pasado en el club

Muchos son también los jugadores o entrenadores que deciden ir a ver un equipo por el que pasaron y si bien no son hinchas guardan un grato recuerdo. En el caso de los entrenadores algunos también aprovechan la ocasión para hacer scouting o mirar como actúa un determinado colega en circunstancias de presión. Este último concepto puede ser también aplicado a jueces que aún fuera de actividad concurren a ver los partidos.

Emoción asegurada

Pero sin lugar a dudas  una de las principales causas de que los encuentros decisivos se jueguen a cancha llena es la emoción. El saber que no hay mañana y que el título (o algo importante) se define en ese juego motiva y mucho al espectador. Y no sólo al que se hace presente en el gimnasio sino al que lo ve por TV. Cuantas veces escuchamos a amigos que no son del básquetbol decir “Yo lo vi porque sabía que se definía algo, esos son los partidos que me gusta mirar”.
El hecho de que el basquet sea un deporte de rachas hace que nunca este dicha la última palabra. Si bien coincidimos en que es un deporte lógico muchas veces las circunstancias cambian y todo se termina definiendo en una o dos bolas.
En este caso los antecedentes cuentan. En las últimas décadas hemos tenido muchas finales infartantes que la gente difícilmente olvida. El hincha del básquetbol concurre con la esperanza de presenciar otro de esos momentos.

Como identificar a un infiltrado en la tribuna

En partidos de cancha llena, y sobretodo ahora que el Palacio no tiene la capacidad locativa del Cilindro,  a los hinchas del básquetbol no les queda otra que sentarse en una de las dos tribunas asignadas.

Generalmente tratan de buscar lugares donde pasar desapercibidos, inclinándose por los costados y en la tribuna cuya parcialidad sea más tranquila (al hincha del básquetbol no le gusta sentarse al lado del que lleva
el bombo y le grita “Mirá que acá hay que cantar eh”).

Algunos, dirigentes, periodistas o personalidades del ambiente tienen entradas en platea, mientras que otros simplemente se entreveran con la hinchada.

No es que vengan de incógnito o disfrazados. Nada de eso. Es sencillo darse cuenta cuando la persona que tenemos al lado no es hincha de ninguno de los dos equipos.

En primer lugar este tipo de aficionado no lleva distintivo alguno del club. Ni camiseta, ni bandera, ni gorro.
Seguramente no se le verá nervioso antes de comenzar, no cantará canciones de aliento, ni se saludará con otros en la tribuna. Quizás no aplauda los goles del rival (es imparcial pero no bobo) pero tampoco aplaudirá mucho los de nuestro equipo.

El hincha de básquetbol es de esos que suele preguntar medio en voz baja “¿Ese que entra quién es?”, justo cuando al técnico se le ocurre dar entrada al jugador número once del plantel. Tampoco se sabe los apodos y obviamente no pedirá al entrenador que coloque a tal o cual jugador.

Otro dato que le identifica es que no reprochará al árbitro ninguna decisión, aunque eso si, si alguno de los hombres encargados de impartir justicia se resbala o sufre un accidente seguro participará de la risa general (es imparcial pero igual disfruta con eso)
A la hora de mirar el tanteador hinchará porque en el mismo no existan grandes distancias. A diferencias de los parciales, cuanto más apretado es el tanteador el hincha del básquetbol más lo disfruta.
Ahora bien, muchos hinchas del básquetbol cuando llegan los últimos dos o tres minutos se transforman. Es ahí que, en  final apretado estarán incluso aquellos que se mimetizan tanto con sus compañeros de asiento que incluso llegan a sufrir por el equipo, abrazarse con otros o calentarse con un último error.

Pero claro, la pasión, les durará apenas un par de minutos. Luego volverán a su casa y seguirán siendo hincha de su club, aunque seguirán atentos, puesto que si un partido decisivo les llama, ellos como verdaderos hincha del básquetbol volverán a decir presente.

Anuncios

3 comentarios to “El hincha del básquetbol (Nota escrita para Zona Naranja)”

  1. Marcelo said

    Muy buena nota, creo que identifica mucho lo que es la idiosincracia del hincha uruguayo. Gracias por compartirla

  2. […] concitan y los que hacen hablar antes y después a todo un país. Es acá cuando aparecen los hinchas del básquetbol, esos que toman partido por uno u otro aunque no sean hinchas. Viajando atrás en el tiempo […]

  3. Your write-up offers confirmed useful to us. It’s extremely useful and you really
    are certainly extremely knowledgeable of this type. You possess opened my
    sight in order to numerous views on this topic using interesting and reliable content.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: