Internet, Deporte y Educación

Página personal de Sergio Palay

La huella: Obdulio le pegó con el alma (Uruguay 2 – España 2 …Brasil 1950)

Posted by sergiopalay en marzo 6, 2012

Imagen

Ríos de tinta se han escrito del famoso triunfo uruguayo en Maracaná. Sin embargo, antes de llegar a esa final hubo un camino previo que incluyó el único encuentro en el que Uruguay no pudo retirarse victorioso en esa Copa del Mundo …

Estamos hablando del partido jugado el 9 de julio de 1950, en el estadio Pacaembú de San Pablo, donde los celestes sufrieron y mucho para empatar con España en dos tantos por bando.

Lo importante es competir

Uruguay venía precedido de una enorme fama gracias a sus dos títulos olímpicos y el Mundial del 30. Sin embargo el por entonces presidente de la AUF, Don Américo Gil bajaba la pelota haciendo unas curiosos declaraciones “Uruguay sólo ha venido a este campeonato a encontrarse con sus hermanos de todo el Mundo. Ganaremos o perderemos, eso depende del juego, de la suerte, pero al fin habremos conseguido nuestro propósito que es hermanarnos más áun”. Seguramente Obdulio y los suyos tenía otra ide …

No se conocían

En las horas previas al encuentro, tanto españoles como uruguayos se mostraban optimistas. Sin embargo el dato curioso es que pese a estar jugándose una llave final de Campeonato del Mundo, ninguno de los entrenadores había visto a su rival.

Pero la prensa “especializada” europea si lo había hecho y concluía que España debía aprovechar las debilidades defensivas de un equipo uruguayo que se negaba a utilizar el sistema inglés y prefería jugar con estilo propio.

España había ganado sus tres encuentros en el campeonato. Debutó venciendo a Estados Unidos 3-1, le ganó luego a Chile 2-0 y por último dio cuenta de  Inglaterra por 1-0.
Mientras tanto Uruguay apenas había vencido a Bolivia por 8-0

Uruguay comienza ganando

En las primeras de cambio ya se vio que los ataques superarían a las defensas. Alcides Edgardo Ghighia era incontenible para Gonzalvo II. Por eso no extrañó que en el minuto 21 el defensor quedara mirando el número del veloz puntero que tras escapar disparó cruzado a media altura venciendo así al meta Ramallets.

La reacción española

El gol sacudió a una España que comenzó a dominar el encuentro en busca del empate.
La insistencia de los españoles tuvo su premio en el minuto 37 cuando Basora pudo anticiparse al “negro” Andrade y conectar de cabeza un envío lanzado por Gaiza. Un par de minutos más tarde, Molowny, sustituto del lesionado Panizo, dribleo un par de hombres y cedió a Basora quién volvió a ajusticiar a Máspoli.
Con ese resultado se fueron al descanso. Al regresar Uruguay comenzó a adueñarse del trámite del encuentro. Primero fue Parra quien cortó justo cuando Schiaffino se iba expreso al gol y luego fue el meta Ramallets el que se lució ante un disparo del Pepe.
España también atacaba pero sin tanta contundencia como en la primera parte.

Con fé para el segundo tiempo

Al promediar el complemento una jugada propia de esos tiempos. Ghighia entra al área en velocidad y el portero español se arroja con todo a por el balón. El delantero uruguayo prefiere saltar al portero y renunciar a la búsqueda del balón para no poner en riesgo la integridad de su colega. El meta se incorpora y se abraza con el delantero uruguayo

Promediando los veinte minutos España parece mejor. Igoa, un veloz extremo, perdona dos veces a Uruguay. El centrodelantero Zarra no parece estar en su día y también falla alguna ocasión.
En Uruguay Míguez, Ghigghia y Schiaffino lo intentan, pero parecen cansados. Pero a los 28 minutos aparece el capitán.

Un TZ de Obdulio

Ya con la lluvia presente el “Negro” Obdulio recibe el balón y sin preparación ninguna disparó desde 40 metros. Un TZ diría hoy Rodrigo Romano.
La pelota, rozada por el meta español, golpea el poste y queda besando las piolas.
Era el dos a dos que a la postre y pese a algunos intentos sería definitivo.
Con el tiempo Obdulio diría acerca de su gol: “La cancha estaba muy pesada y tuve mucha suerte, porque la pelota se coló entre un montón de jugadores y el guardameta español no pudo verla. Es el azar. En el fútbol ocurre a menudo. De lo que estoy seguro es que le pegué al balón con toda mi alma. Toda el alma”.

Uruguay posteriormente sufrió lo indecible para vencer a Suecia por 3-2 y España que protestó sin suerte por tener que volver a viajar a Río cayó derrotada 6-1 ante Brasil.
El partido con España fue el único que Uruguay no pudo ganar en el Mundial del 50.  La celeste luchó y como dijo Obdulio logró el punto con el alma.

Detalles:

España: Ramallets, Gabriel Alonso, Parra, Gonzalvo II, Gonzalvo III, Puchades, Basora, Igoa, Zarra, Molowny, Gaínza (Cap.).

Uruguay: Máspoli, Matías González, Tejera, J. C. González, Obdulio Varela, Rodríguez Andrade, Ghiggia, Julio Pérez, Míguez, Schiaffino, Vidal.

Goles:
1-0 Ghiggia (29′), 1-1 Basora (37′), 1-2 Basora (39′), 2-2 Obdulio Varela (73′)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: